El Instrumento PYME ayuda a financiar tu empresa

Instrumento Pyme

El instrumento PYME es un modelo de financiación en fases mediante subvención dirigido a dar apoyo a aquellas PYMEs que se encuentren en fase de crecimiento, desarrollo y con la voluntad de internacionalizarse.

Dicho instrumento supone el 7% del programa Horizonte 2020, lo cual implica aproximadamente unos 2.700 millones de Euros.

Información directa en la Web de la Unión Europea:

https://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/en/h2020-section/sme-instrument

Consta de 3 fases que abarcan todo el ciclo de innovación y además es importante señalar que no es obligatorio pasar por todas ellas:

1 – Evaluación de concepto y viabilidad.  Tras superar la selección, la empresa tendrá 6 meses para crear un plan de negocio, realizar un estudio de mercado y testar la viabilidad técnico-económica de la idea, concepto y viabilidad. Un resultado positivo de esta evaluación permitirá la financiación en el marco de las fases siguientes. Subvención de hasta 50.000 euros por proyecto.

  • Las actividades subvencionables son: la evaluación de riesgos, diseño o estudios de mercado, la exploración de la propiedad intelectual…
  • El objetivo final es disponer un plan de negocio con un nuevo producto, servicio o proceso en el mercado, normalmente a través de una aplicación innovadora de las tecnologías existentes, metodologías o procesos de negocio.
  • El proyecto debe, además de mostrar su clara vocación europea y transnacional. Como resultado de esta primera fase de análisis, se puede acceder a la fase 2 aunque no es necesario pasar por esta fase inicial. Se prevé que un 10% de los proyectos superen esta primera fase.

2 – Desarrollo, demostración, actualización del modelo de negocio y replicación en el mercado. En esta etapa la empresa podrá materializar su idea y convertir la I+D en un producto tangible y comercial.

  • La financiación es en forma de subvención a fondo perdido entre 0,5 y 2 millones de euros por proyecto y con una duración media de 1-2 años. Cubre como norma el 70% de los costes subvencionables aunque en excepciones puede llegar al 100%. Se trata de poner en marcha proyectos que tengan un plan de negocios sólido que los respalde, pudiendo este provenir de la fase anterior.
  • Las actividades subvencionables son: El desarrollo de la I+D, la creación de prototipos, la demostración de la existencia de productos/procesos innovadores, el diseño del producto, la verificación de rendimiento, los ensayos, la demostración, el desarrollo de líneas piloto, la actualización del modelo de negocio incluyendo la validación de las aplicaciones comerciales y otras actividades destinadas a la demostración de la rentabilidad de la inversión y la madurez mercado objetivo.
  • Como resultado en esta fase que puede llegar a durar 24 meses, las empresas ya deben contar con un producto, proceso o servicio listo para el mercado, una estrategia de financiación y de comercialización.

3 – Comercialización sin financiación directa que incluye diferentes acciones de apoyo, por parte de la Comisión Europea. Esta fase está, específicamente, diseñada para la puesta en marcha de las acciones provenientes de la fase 1 y 2 anterior. En ella se da apoyo a las empresas mediante actividades específicas como contactos con inversores privados, apoyo a la innovación y los servicios ofrecidos por el Enterprise Europe Network, acceso a la financiación de riesgo puesta en marcha por la Unión Europea.

¿Cómo preparar la presentación de un proyecto para el Instrumento PYME?

  1. Comprobar las temáticas o topics considerados para identificar el más idóneo para el proyecto a presentar.
  2. Consultar las convocatorias abiertas y los plazos previstos para la presentación de proyectos.
  3. Debe realizarse un enfoque del proyecto directamente hacia la oportunidad de negocio que este supone, y no al proyecto en sí mismo.
  4. Debe describirse de manera clara y convincente por qué seremos capaces de llevar a cabo el proyecto mejor que nuestros competidores.
  5. Es necesario saber posicionar correctamente la oportunidad frente a dichos competidores.
  6. El producto ha de ser realmente innovador, no pueden / deben existir soluciones similares en el mercado.
  7. Es muy recomendable no presentar solo una gran idea, sino que es especialmente importante aportar un buen plan para su comercialización, demostrando su viabilidad como producto.